Fracasó el decreto Massa: El frenazo "rojo punzó"

MINERÍA 01/09/2022 Por Daniel Bosque
POR DANIEL BOSQUE PARA CLUBminero
rojo punzó
Gauchos de Güemes

*Diccionario salteño: Rojo punzó es el color predominante del poncho de Güemes

Primero fue un cuchicheo, luego un rumor y finalmente el ministro de la Producción de Salta, Martín De los Ríos, lo blanqueó en el asado espectacular al que invitó el Grupo AGV: una rebelión en la granja federal hizo capotar el decreto de Sergio Massa para flexibilizar divisas mineras.

Mostrame el decreto”, como en el cuento de Luis Landriscina, nada más que el loro en esta ocasión era CAEM y encadenados los gobernadores de las provincias mineras, y el león es el Ministerio de Economía hiperconcentrado del 2S 2022.

Los trascendidos de una norma que iba camino al Boletín Oficial, algunos de ellos volcados en una crónica de EconoJournal y otros filtrados al ámbito minero por manos amigas, iban acompañados al comienzo del miércoles 31 con la novedad de que gobernadores y empresas mineras estaban siendo convocados a un encuentro para hoy a las 11.

El primero que levantó el teléfono para preguntar qué es esto de alumbrar un marco no consensuado con los Estados provinciales dueños de los recursos según la Constitución de 1994, fue el salteño Gustavo Sáenz.

Según De los Ríos, en la cena que reunió a asistentes a la feria Argentina Mining 2022, hubo un “movimiento de pinzas” con otros gobernadores para manifestar el rechazo a una norma que según la mirada federal podría complicar el negocio y la perspectiva del litio, sobre todo para los fiscos provinciales.

Sáenz marcó dos teléfonos: el de su cofrade renovador Massa y el del vecino gobernador jujeño Gerardo Morales. Al mediodía del miércoles en el Ministerio de Economía de la Nación ya estaban avisados de que el alumbramiento comenzaba a naufragar por la falta de empatía desde las provincias y empresas.

El epílogo fue sobre las 16 cuando en un zoom CAEM hizo visible su rechazo a pesar de la seducción desplegada del otro lado de la pantalla por la secretaria de Minería, Fernanda Ávila, y su jefe de Gabinete, Matías Robles.

El staff minero nacional, que había enviado a Argentina Mining (ver nota aparte) a la subsecretaria de Desarrollo Minero, Pamela Morales, y al director nacional de Transparencia, Gonzálo Fernández, para suscribir con estadísticas y líneas generales los rumbos prometedores de la minería argentina, supo entonces que el trance de recalcular era inapelable.

Las "mining Massa nomics" tenían como ariete la flexibilidad del uso libre de divisas de un 10% a un 25%. Una propuesta nada despreciable para empresas que en la Argentina pugnan por satisfacer a sus inversores inquietos por los cepos monetarios y fiscales. Pero la letra chica ha terminado por defraudar a la minería federal. 

Signos de los tiempos, una década atrás, las trifulcas y las disputas por fiscalidades y por quién atrapa la renta minera entre Nación y provincias, tenía como escenario a San Juan, Catamarca o Santa Cruz. Hoy en la Era del Litio, el rechazo a la autonomía de pensamiento y decisión que se gestó en Buenos Aires, provino del NOA. “Si ustedes quieren dar señales pro inversión, sentémonos a considerar qué es lo mejor y escúchennos, para evitar darle de comer a los periodistas” fue palabras más, palabras menos, el mensaje de diversas conversaciones en las cuales la Nación pudo percibir que el camino emprendido no era el mejor.

¿Habrá decreto antes del viaje de la conducción económica a Estados Unidos? Al parecer no, pero en estos tiempos y con estos protagonistas, nunca se sabe, fue el comentario coincidente de unos cuantos comensales a los postres de la velada a las llamas en el salteño Club Tigres de San Lorenzo, un encuentro no apto para veganos en el cual una vez más las peripecias argentinas eclipsaron otros firmamentos.

Youtube Landriscina: "Mostrame el decreto"

Lea también