YPF JULIO 1140x140 (1)

Iris Fontbona (Luksic): La reina del cobre

27 de mayo de 2024 LA VANGUARDIA / CLUBminero
IRIS FONTBONA

Iris Fontbona (Antofagasta, 82 años) no sólo es la mujer más adinerada del país chileno, sino de toda Latinoamérica y la décima del mundo. La revista Forbes le atribuye un patrimonio de 25.700 millones de euros, según una estimación hecha pública esta semana.

Si trabajas en el cobre, te cubres de oro. Chile alberga las mayores reservas del mundo de este mineral, considerado el metal de la electrificación. En lo que va de año sus cotizaciones se han disparado casi un 25%, ante las previsiones de un déficit de oferta y boom de la demanda por las exigencias de la transición energética. Y la persona más rica de Chile, como no podía ser de otra manera, tiene negocios en la minería.

ilustración de Gusi Bejer

Lo llamativo de Iris Fontbona es que se caracteriza por su extrema discreción. Hasta 2005 era prácticamente una desconocida. Desde entonces lleva las riendas del imperio del cobre de su difunto marido, Andronico Luksic. Con el Grupo Luksic posee el 70% de un gigante de la minería, Antofagasta Minerals.

Iris Fontbona, de origen catalán, es la mujer más rica de América Latina
gracias a la minería

Pero además el holding tiene participaciones en una galaxia de empresas gracias al 83% del Grupo Quiñeco, que opera desde el transporte marítimo, pasando por la cerveza hasta las finanzas. A esto habría que añadir que el Grupo Luksic controla el 84% de una cadena de resort de lujo, Plava Laguna. En resumen, despliega tentáculos en varios sectores económicos.

Su padre, Luis Fontbona Buxallen, era agente de aduanas. Su abuelo Joaquín era de origen catalán, de Arbúcies, mientras que su abuela, María, de Santa Coloma de Farners: ambos emigraron de Catalunya a Chile en la segunda mitad del siglo XIX. Hija única, Iris creció en Antofagasta, que en aquella época era un pueblo minero a orillas del desierto de Atacama, el más árido del mundo.

Iris se casó con Andrónico Lukscic (de ascendencia croata) cuando ella tenía tan sólo 17 años. Él era 16 años mayor, viudo, con dos hijos y era la segunda vez que acudía al altar. Él era un hombre de negocios en claro ascenso: había empezado trabajando como traductor en una empresa francesa que se dedicaba a la explotación del cobre y terminó convertido en su accionista mayoritario. Al respecto la leyenda dice que se enriqueció vendiendo unos terrenos a unos japoneses. Se acordó la cifra de 500.000. Él creía que eran pesos, pero los nipones le pagaron en dólares y así hizo fortuna.

En todo caso, al fallecer su esposo en el 2005 Iris Fontbona se convirtió en la matriarca del clan (con él tuvo tres hijos: Paola, Gabriela y Jean-Paul): , alejada de los focos y conduciendo una vida muy hermética, en veinte años ha multiplicado los ingresos del holding familiar al adquirir otros negocios (como el canal de televisión Canal) y hacerse con el control de la petrolera Shell en Chile.

Su exposición pública se limita a la filantropía, cuando anuncia cada año una donación a la campaña solidaria del Teletón. Iris Fontbona está en la mesa directiva de las diversas fundaciones que creó su marido en los años 70 y 80 y vive entre Santiago de Chile, Londres, Croacia y Liechtenstein (donde tienen sede los vehículos de inversión de la familia, al contar con un trato fiscal favorable). La gestión del día a día del conglomerado familiar está en manos de los hijos, especialmente Andrónico Luksic Craig, hijo del primer matrimonio de su esposo.

El pasado mes de marzo, su familia protagonizó una curiosa anécdota con el actual presidente de Chile, Gabriel Boric. El mandatario, muy criticado por las grandes dinastías empresariales de su país por su política económica, estuvo en la inauguración de una desaladora del grupo Luksic.

Durante su discurso, llamó al empresariado chileno a “abandonar la soberbia paternalista” para cerrar su intervención con una exclamación críptica: “¡Más Narbona y menos Craig!”. Una expresión que nadie entendió. Al parecer, Boric se confundió con los apellidos. Quiso decir “Más Fontbona y menos Craig”. El presidente quería apoyar al hijo de Iris, Jean-Paul Luksic Fontbona, partidario del diálogo social, frente al hermano Andrónico Luksic Craig, que se había mostrado duro con el Ejecutivo. Fiel a su estilo reservado, la reina del cobre se mantuvo en silencio.

*Licenciado en Derecho en La U. Sapienza en Roma, Master en Periodismo en la UB/Columbia, PDD del IESE. Escribe en La Vanguardia desde el 2000, especializado en Economía Internacional. Autor de 'La Fórmula 1 del mar'

PDAC 2024: LA MISIÓN DE DANIEL NOBOA Y LA CÁMARA MINERA DEL ECUADOR

PODCASTS

RICARDO MARTÍNEZ EN TV
RICARDO MARTINEZ EN MINERIA Y LA GENTE: INVERSIONES, EXPLORACIÓN, IPEEM, PDAC Y ANTIMINERÍA EN SAN JUAN

AFERRARSE A LA VIDA MEDING MARTINEZ HERNANDEZ AGULLES
MEDING, HERNÁNDEZ, AGULLES Y MARTÍNEZ EN LV5 : LA RUTA DEL COBRE Y LA MINERÍA EN SAN JUAN EN 2024