Bendall y Bermack (PwC) Minería y energías limpias: Mirando la brecha

NET ZERO 24/08/2022 Por PwC / CLUBminero
pwc
La industria minera se está transformando para satisfacer la creciente demanda de minerales críticos

 Paul Bendall* y Lauren Bermack**


Escuchamos mucho sobre la transición hacia energía limpia y una movilidad más eficiente. ¿Pueden las empresas automotrices aumentar la producción de vehículos eléctricos (VE) para satisfacer la demanda? ¿Pueden los fabricantes de paneles solares y turbinas eólicas producir suficientes productos para ayudar a impulsar la transición?

Pero un factor crucial a menudo se pasa por alto en la discusión de estas innovaciones: el suministro de minerales críticos. Los minerales críticos son los productos necesarios para generar, distribuir y almacenar energía de baja emisión: elementos como litio, níquel, cobalto y grafito para el almacenamiento de energía; cobre y aluminio para transmisión de energía; y silicio, uranio y elementos de tierras raras para la generación de energía solar, eólica y nuclear.

Como el nuevo informe minero de PwCEn líneas generales, el mercado de materiales de minería, históricamente dominado por el carbón, el cobre, el oro y el mineral de hierro, se está reconfigurando de manera fundamental. La transición energética y la carrera por alcanzar emisiones netas cero están creando un aumento en la demanda de minerales críticos, elevando los precios, las ganancias y las capitalizaciones de mercado de las empresas que se especializan en producirlos. La Agencia Internacional de Energía estima que la demanda anual de minerales críticos a partir de tecnologías de energía limpia superará los 400 000 millones de USD para 2050, lo que equivale a los ingresos anuales del mercado actual del carbón.

De hecho, es posible que necesitemos menos carbón en el futuro para generar electricidad. Pero la realidad que a menudo se pasa por alto es que el cambio a cero neto requerirá más minería, no menos. La rápida ampliación de los sistemas de energía de bajas emisiones del futuro (energía solar y eólica, vehículos eléctricos y baterías a escala de red) requerirá una gran cantidad de materiales.

La producción de una granja solar requiere tres veces más recursos minerales que la construcción de una planta de carbón de tamaño similar; la construcción de un parque eólico requiere 13 veces más que una planta comparable a gas. Los automóviles, autobuses y camiones necesitarán baterías más grandes y potentes que las que tienen hoy.

Y hay una pregunta abierta sobre si el mundo simplemente puede esperar que el mercado esté configurado actualmente para suministrar las cantidades necesarias de materiales. La siguiente figura muestra la demanda proyectada de minerales como el cobre, el litio y el cobalto hasta 2030, si se van a cumplir los objetivos actuales de cero neto. Incluso con nueva capacidad en desarrollo, existen brechas sustanciales entre la demanda proyectada y la oferta.

La incapacidad de la industria para satisfacer esa demanda podría tener implicaciones importantes para el costo y, en última instancia, el ritmo de la adopción e instalación global de tecnologías de transición energética. Las materias primas son el componente de mayor costo de una batería EV. Por lo tanto, el suministro y el precio de los metales de la batería de entrada tendrán el mayor impacto en si los EV alcanzarán la paridad de costos con los vehículos tradicionales de combustión interna y los reemplazarán.

Esta dinámica está impulsando la transformación de las prácticas establecidas desde hace mucho tiempo en la industria minera. En los últimos años, por ejemplo, algunos mineros se han asociado con fabricantes de equipos originales y usuarios finales, evolucionando el modelo tradicional de minería de empresa a empresa a uno de empresa a consumidor.

En abril de 2022, la minera australiana Lake Resources firmó un acuerdo de suministro de litio con Ford Motor Company para proporcionar 25.000 toneladas métricas de litio al año desde su proyecto Kachi en Argentina. En marzo de 2022, Vale SA acordó suministrar níquel a Northvolt AB, el fabricante sueco de celdas de iones de litio. Para los mineros, este cambio representa una oportunidad para establecer un punto de venta confiable y, para los consumidores, significa la oportunidad de asegurar un suministro constante de materiales.

La creciente demanda de materiales críticos también significa que los mineros deben duplicar e invertir más en esfuerzos de sostenibilidad en todos los ámbitos. Proporcionar recursos para la transición energética no es simplemente una cuestión de extraer más de los mismos materiales de la misma manera.

Más bien, las grandes cantidades de minerales críticos y materias primas que impulsarán la economía global del futuro deberán extraerse de manera sostenible. Mientras se esfuerzan por satisfacer la demanda y aumentar las actividades, las empresas mineras deben seguir generando confianza en las comunidades en las que operan y, al hacerlo, mantener su licencia social para operar.

* Líder mundial en minería de PwC. Con sede en Melbourne, es socio de PwC Australia.
** Líder nacional de minería de acuerdos en PwC Canadá, donde es socia.

Lea también

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email


Subscribite a nuestro Newsletter

* campo obligatorio