Vaca Muerta. ¿Argentina Potencia?

ENERGÍA 26/09/2014
VACA

bosque

DANIEL BOSQUE

Añelo se parece hoy al ombligo del mundo, un territorio de promesas donde todo parece posible. Por estos tiempos, el pueblo parece estar hecho de bambú, y sólo basta mirarlo fijamente para percibir su crecimiento. La capital del shale argentino, sobre la Ruta 8, a 20 km de las mayores operaciones de Vaca Muerta, como Loma Campana, está ingresando en el territorio de lo increíble y como en toda fiebre ya comienza a acuñar leyendas. Harían falta US$ 200.000 M en una década para desarrollar a full los recursos convencionales argentinos, pero con mucho menos que eso los proveedores de servicios y los gerentes de las petroleras acariciarán el cielo con las manos.

La ilusión vende: la Oil & Gas Energía Patagonia 2014, del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG) previó vender 800 m2 de espacio ferial y terminó en 2.400 m2, desbordada, dejando expositores en lista de espera. Burbuja inmensa o epicentro de un tsunami interminable, la epopeya de los no convencionales ya arrancó y terminará, como todas, dejando ganadores y perdedores. Por su culpa, Neuquén está caro y escaso, no se consiguen hoteles ni autos de alquiler y la multitud de contratistas y brokers varios que llegan buscando el tesoro de Vaca Muerta ya saben de sobrecostos y peajes. 

El parque industrial de Añelo se quedó sin espacio para más empresas petroleras y de servicios. A fin de septiembre ya sumaba 117 contratos de radicación. Los predios, nada baratos, están desprovistos de servicios y la infraestructura corre por cuenta de las empresas interesadas. En sus 250 has  se van a amontonar desde esforzadas empresas familiares argentinas hasta delegaciones de compañías multinacionales. YPF, Tenaris, Baker Hughes, Halliburton y Oil figuran entre las grandes que contrataron superficie, acompañadas de constructoras de viviendas, locadoras de tráileres, metalúrgicas, laboratorios y otras. No caben más de 130, advierte el intendente Darío Díaz, nuevo hombre fuerte con el que todos los recién llegados quieren hablar.

El funcionario remarca que en horario laboral, la población de su municipio se duplica con unos 5.000 "petroleros golondrina" provenientes de Vista Alegre, El Chañar, Centenario o la capital neuquina. Vacamuertápolis quiere atrapar ese movimiento con más infraestructura de salud, educación, tratamiento de residuos, todo pagado por los hidrocarburos

BUENAS RAZONES

Hay buenas razones para tanto entusiasmo. Como el mentado informe de la Administración de Información Energética de los Estados Unidos ha dado la vuelta al mundo y figura en todos los .ppt y .pdf de los road shows de GyP, YPF y otras empresas que buscan partners. Los generosos recursos de gas (802 TCF) y de crudo (27.000 M de barriles de petróleo), representan diez veces las actuales reservas probadas de la Argentina sumadas todas sus cuencas productoras. Con un deprimido horizonte de reservas hidrocarburíferas y una factura energética externa que se devora el superávit comercial, la apuesta a los no convencionales no puede esperar.

No es soplar y hacer botellas, subraya Ernesto López Anadón, presidente del IAPG, quien advierte que la inversión requerida, a 15 años llegará a la friolera de US$ 300.000 M, una meta inalcanzable para un país cuyas reservas hoy no llegan a US$ 30.000 M y han venido en picada. Y cuyo gobierno eroga unos US$ 10.000 M/año en solventar el déficit de una matriz energética soportada por hidrocarburos.

 El académico estadounidense Tomas Murphy advertía hace poco en Buenos Aires sobre la importancia de no defraudar las expectativas, poniendo como ejemplo reciente a Polonia  (ver recuadro) que no acierta a arrancar, pese al declarado de petroleras internacionales. Murphy, que investiga y divulga el shale desde la universidad desde el prestigioso Marcellus Center de la Universidad de Pensylvania, estado que suma 8.000 de los 35.000 pozos no convencionales que tiene EE.UU., pone paños fríos a cualquier expectativa. En el país líder la novedosa técnica hidrocarburífera recién podrá pensar en una perspectiva netamente exportara de gas natural en 2019, aunque los anuncios de Obama en Europa hayan sido mucho más ruidosos en ocasión de la crisis del gas ruso vía Ucrania.

Zanjado, o por zanjarse, el litigio por la renta petrolera entre la Nación y las provincias, el desafío de la industria de hidrocarburos es transformar recursos en reservas y desarrollar un expertise que no se hace en un día, aunque la transferencia de tecnología norteamericana abreviará unos cuantos pasos. No es promesa, dice Juan Garoby, gerente de Recursos No Convencionales de YPF, para quien la explotación no convencional en la Cuenca Neuquina no es promesa sino realidad: ya representa el 8% de la producción de la petrolera líder, que en el último semestre se ha recuperado del bajón bursátil del verano  y hoy, con su chart de acciones rondando los US$ 36 muestra  ha sumado nuevos partners a su apuesta no convencional, como la malaya Petronas, que armó un joint por US$ 1.000 M de compromiso inversor en cinco años.

Los analistas petroleros coinciden en que abundan en el mercado oportunidades de financiamiento para el oil&gas argentino. Y que muchos actores están aguardando a ver qué pasa en las elecciones de diciembre 2015.

POLE POSITION
Mientras tanto,  los actores, por ahora pocos, van tomando posiciones.El 70% de los US$ 5.000 millones de inversiones ya proyectadas en la Cuenca Neuquina irá a los no convencionales. Según la Dirección de Hidrocarburos de Neuquén ya había, al 30 de junio 652 pozos no convencionales, el doble de los perforados en 2013. Y 404 eran de  shale y 248 pozos tight, de los que 198 están conectados y produciendo.

Vaca Muerta no será un proceso protagonizado por las junior petroleras, como en USA sino por grandes jugadores. No sólo Chevron, el actor foráneo más conocido de Vaca Muerta (US$ 1.500 millones)  Como Shell y Wintershall, que ya tienen alianzas firmes con la neuquina GyP. Total avanza en el shale gas de Aguada Pichana y participa de otros bloques. Pluspetrol está asociada a YPF en la cotizada área La Calera. En tanto EOG, Madalena y  Petrobras tienen en la formación proyectos en desarrollo incipiente.

Exxon Mobil, la petrolera integrada más grande del mundo, también salió a la búsqueda de un socio para dos bloques neuquinos, La Invernada y Bajo del Choique, en un data room. Tiene el 85% del bloque y el resto es de GyP, a través de carrying.

PAE, la petrolera privada más grande del país, socia de BP y CNOOC después de que se cayó el acuerdo de hace dos años, por US$ 1.500 M con YPF, para hacer 130 pozos en dos áreas de ésta última, y de la sonada compra de bonos Baade para invertir en Vaca Muerta, han optado por

Poner sus fichas en el tight gas de Lindero Atravesado. En un año más que duplicaron la producción mensual de fluido, que pasó de 17.200.000 a 39.200.000 m3.

Como parte de los acuerdos comerciales con Rusia, la ministra de Industria Débora Giorgi ha tentado a las estatales Gazprom (gas) y Rosneft (petróleo) y a la privada Lukoil para asociarse con YPF, en Vaca Muerta. Y a empresas de servicios, como Uralmash (maquinaria pesada) a proveer equipos al target no convencional.

Neuquén, que viene del duro pulso por la Ley de Hidrocarburos de la provincia, reconoce inversiones de US$ 1.750 M en el último año en campamentos shale. Vaca Muerta aporta 65.000.000 de pesos/mes de regalías a la provincia. Por compensación de recursos no renovables extraídos, la administración tiene un reembolso de 780 millones de pesos. La recaudación de Ingresos Brutos trepó un 50%

El ex secretario de Energía, Daniel Montamat, conocido crítico del gobierno, cifra en 170.000 M el potencial de barriles potenciales de petróleo, de lo cuales casi la mitad estaría en Vaca Muerta. “Con convertir 30% de eso en producción, el país ingresaría en otro escenario. Necesitamos capitales externos y acceso al financiamiento internacional. Argentina necesita una política de largo plazo y resolver el régimen legal de explotación", dice.

Hoy la formación shale produce apenas US$ 2.000.000/día, cifra baja que crece.  YPF remarca que la inversión que demandó en EE.UU. la mítica explotación de Eagle Ford tiene parámetros similares de productividad que la que se está dando en Neuquén. Pero la conocida área produce 640.000 bpd, más que toda la oferta de crudo de la Argentina, 540.000 barriles, tras una inversión de  US$ 48.000 M.  “Estamos en marcha”, dice Galuccio, alentando los sueños de una Argentina Potencia, con capital en Vaca Muerta.

Lea también