Sero Electric: "Estamos pensando en irnos de la Argentina"

ACTUALIDAD 31/10/2022 Por INSIDEEVs / CLUBminero
sero electric

Luego de varios años de gestación, en mayo de 2015, se presentó en La Matanza el proyecto del Sero Electric, un auto eléctrico de producción nacional, que inicialmente nació para ser utilizado en espacios cerrados. Cuatro años después, en el parque industrial de Morón, se lanzó el primer auto eléctrico homologado fabricado en la Argentina (saber más).

El Sero Electric fue también pionero en estrenar la patente de caracteres verdes reservada para los modelos homologados dentro de las categorías L6 y L7 (Vehículos con Circulación Restringida).

Luciano Salseduc, de InsideEVs, entrevistó a Pablo Naya, presidente y fundador de Sero Electric, y el diálogo completo se reproduce a continuación.


LEA TAMBIÉN:

HIDRDi Benedetto: Hidrógeno y GNL, protagonistas de la transición energética

¿Cómo se compone la gama actual de Sero? ¿Todos están homologados y tienen su correspondiente LCM? ¿Cuál es el porcentaje de integración nacional?
Tenemos 4 versiones y todas poseen su LCM: Sero sedán (ver lanzamiento), Sero Cargo alto, Sero Cargo bajo largo (ver lanzamiento) y Sero cargo Furgón (ver lanzamiento). De las 700 piezas que tiene el auto, apenas 10 son importadas y no se consiguen en proveedores Argentinos. Casi el 80% es Nacional.

 ¿Desde dónde importan las baterías?
Las celdas de litio son importadas, se ensamblan las baterías aquí según el pedido de autonomía del cliente.

¿Cuál es el tratamiento de la marca respecto del reciclaje de baterías?
Todavía lo estamos viendo con el proveedor ya que no tenemos baterías que hayan finalizado su vida útil. La idea es hacer un banco de baterías para hogares.

¿Cuántas unidades produjeron en 2022?
Hasta ahora llevamos 100 autos entre todas las versiones. Poco a poco está creciendo la demanda ya que el público va tomando mayor conciencia sobre la movilidad eléctrica. La mayor cantidad de clientes son empresas.

¿Cuántas comercializaron?
Fueron 90 unidades. Algunas no se patentaron ya que le vendimos a varias empresas que los usan internamente como YPF, Aluar, Loma Negra y Techint.

¿Cuántas exportaron?
No pudimos exportar a pesar de tener demanda. Con el dólar oficial fue imposible, no cerró por ningún lado. Los costos internos se dispararon tomando el dólar a 300 pesos.

¿Cuáles serán sus próximas novedades?
A fin de noviembre lanzaremos un vehículo de 4 plazas que todavía no tiene nombre. Está equipado con un motor de 6kw. Vamos a producir 20 unidades este año de las cuales están prevendidas a un precio de 4.5 millones de pesos que se utilizarán en aeropuertos y para turismo. Estamos haciendo los ensayos para que se aprueben la LCM. La idea era presentarlo este año.


LEA TAMBIÉN:

AGUA Y LITIOAgua y Litio: Bustos y Barrera, dos miradas desde Argentina y Chile

Está pendiente el restyling del Sero. ¿Cuándo será? ¿Qué cambiará además de la trompa?
En 2023 será el turno del restyling de toda la gama y se presentará entre marzo y abril. Estéticamente se modernizó bastante, estamos poniendo tecnología y equipamiento que consta de cierre centralizado, alarma y conexión para celular. Está pensado para usarse en trayectos cortos, de máximo 100 kilómetros.  

¿Cuál es el objetivo para 2023?
Imposible pensar a largo plazo, lo hacemos mes a mes. Estamos preparados para producir 400 unidades anuales pero si no acompaña el mercado ni el contexto será difícil llegar a ese número.

¿Tienen pensado realizar inversiones?
Con este escenario actual será imposible.

¿Qué opina del anuncio del gobierno de querer tener 50% de eléctricos en 2030?
Es una paparruchada ya que es imposible lograrlo. Comenzando por la matriz energética: aunque se vendiera esa cantidad no tendríamos la energía disponible para cargar esos autos. Las terminales deberían tomar decisiones: muchas tienen ganas de largar todo, me lo han dicho. Un día se puede trabajar y al otro día no. Ninguna se va a arriesgar a producir un eléctrico. No existe el mercado. Las automotrices se prepararon para un mercado de 900.000 unidades y hoy es de 400.000. Así es imposible que una automotriz se arriesgue a invertir y las empresas quieren más irse que quedarse.

Y usted, ¿está más cerca de irse o de quedarse?
Estoy pensando seriamente en irme de la Argentina. No se puede trabajar. Hoy tenemos piezas  para fabricar 25 autos pero si no podemos importar de acá a fin de año tendremos que parar la planta por la falta de piezas. Te obligan a no producir y no hay reglas de juego claras. Para una empresa chica es muy difícil lograr lo que hace por ejemplo Toyota, equiparando su balanza de importación/exportación, y menos con baja escala.

¿Tuvo alguna propuesta o pensó en algún destino?
Desde Brasil me tentaron para que vaya. La empresa  que  distribuye nuestra marca nos piden que nos instalemos allí. Te dan un crédito en dos minutos estando instalado, acá eso no existe. Una empresa no se puede trabajar pagando un crédito con una tasa del 100% de interés. Es imposible.

¿Le ofrecieron algo en concreto?
Me ofrecieron el terreno con el galpón a costo cero. El estado de Paraná te da el espacio, beneficios impositivos y de acuerdo con lo que produzcas ofrecen exenciones para poder importar piezas importadas a pesar de que no tengas tanta integración local. En Brasil para importar una autoparte de países asiáticos se pagaría 25% de impuestos mientras aquí pagamos por adelantado el 100%. Eso se trasladó al costo del producto y generó una inmovilización de capital.

¿Y qué hará? ¿Habló con autoridades del Gobierno para plantear el tema?
Estamos viendo a ver qué pasa en materia económica. Tenemos y estamos en contacto constante con el municipio y la gobernación, pero no hay respuesta. Además, el cambio que realizaron de SIMI a SIRA complicó las cosas aún más. Hay muchos problemas internos y es complejo poder importar.

¿Qué opina de la actualidad de los vehículos eléctricos en Argentina?
Los vehículos 100% eléctricos ofrecidos por las terminales son muy pocos y tienen un costo altísimo. Volt está haciendo muy bien las cosas ya que están produciendo un vehículo con mano de obra argentina, estructuralmente probado y con muchos componentes nacionales. Nada que ver con Tito.

Acaba de mencionar a Tito. Coradir acaba de lanzar un modelo que alcanza los 90km/h ¿Qué opina al respecto teniendo en cuenta los elementos de seguridad que ofrecen este tipo de autos?
Es muy riesgoso que un auto tan pequeño que no cumple con las normas de seguridad del segmento M alcance esa velocidad. Por eso la categoría L habilita una velocidad máxima de 50 km/h. Además, es un auto Chino. En Europa no lo aceptaron y al nuestro sí (la estructura se homologó en Italia, StarLab es la marca, compraron la licencia y después comenzaron a hacerlo). Dicen que es un auto argentino cuando en realidad es un auto chino. Tengo entendido que han tenido varios accidentes.

¿Usted vendería un auto con esas características?
Nosotros no lo haríamos jamás ya que no sería seguro debido a sus elementos de seguridad estructurales frenado y seguridad. Para eso se creo la categoría L6/L7.

¿Qué es lo que falta para que se apruebe la Ley de Electromovilidad en Argentina?
No tengo información. Todo lleva mucho tiempo y necesitan recursos para implementar y no están. Si le obligan a los municipios por ejemplo a comprar autos eléctricos, el municipio necesitará recursos que hoy no poseen.

Sero fue el primer auto eléctrico argentino. A 11 años de ese inicio, ¿qué fue lo mejor y lo peor que vivió en esta historia?
Lo mejor es poder haber llegado a tener una planta y producir un vehículo argentino. Lo peor es la actualidad que estamos atravesando: si no podemos importar no podemos producir.

Antes de finalizar y luego de que haya confirmado sus próximos lanzamientos pero también su intención de irse del país, tengo que repreguntarle, ¿no son incompatibles una con la otra?
Estos meses por delante serán clave para ver cómo continuamos, pero la realidad es que no podemos seguir así. Nos complica mucho. El nuevo modelo de 4 plazas lo vamos a presentar igual. Tenemos la esperanza de esta situación se regularice. Lo concreto es que el año que viene vamos a producir en Brasil (saber más) y esperemos que también sea en Argentina.

Lea también

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email


Subscribite a nuestro Newsletter

* campo obligatorio