Fénix: La alianza de tres grandes para el gas austral

ENERGÍA 20/09/2022 Por CLUBminero
TOTAL ENERGIES, WINTERFALL Y PAE, SOCIOS EN TIERRA DEL FUEGO
gas offshore
Gas offshore

El consorcio que conforman TotalEnergies, Wintershall Dea y PAE, anunció que invertirán US$ 700 millones para producir gas offshore desde 2025 a 60 kilómetros de la costa de Tierra del Fuego. Se estima que alcanzará una producción de alrededor de 10 millones de metros cúbicos de gas por día a partir de 2025.

Las empresas comparten la concesión (la francesa TotalEnergies, la alemana Wintershall Dea, y Pan American Energy (PAE) -la energética que lidera la familia Bulgheroni-) en el bloque Cuenca Marina Austral 1 (CMA-1), de la que Fénix formará parte. El área a explotar incluye a los yacimientos en tierra Ara y Cañadón Alfa, y también la extensión de estos: Hidra, Kaus, Carina, Aries, Vega Pleyade y Fénix, costa afuera. Este último, proyecto de producción de gas en la Cuenca Austral, está a 60 kilómetros de la costa de Tierra del Fuego, el más austral del mundo.

En su origen, la licencia finalizaba el 30 de abril de 2031 (se había otorgado por 25 años), pero el 18 de abril el gobierno prorrogó por una década más la concesión CMA1, extendiendo su vencimiento al 30 de abril de 2041. Mediante un comunicado conjunto, las empresas asociadas confirmaron que se aprobó la decisión final de inversión. Las compañías venían ultimando los detalles. El desembolso total será de u$s 700 millones. La inyección de capital será proporcional de acuerdo a la participación que tiene cada una en el proyecto localizado en el sur del Mar Argentino.

Así, TotalEnergies, a través de su filial Total Austral, será operadora del desarrollo con un share del 37,5%, en asociación con Wintershall Dea, que tendrá el mismo porcentaje (37,5%), junto con Pan American Sur, que ostentará un 25%. Actualmente, los cuatro campos de gas Cañadón Alfa, Aries, Carina y Vega Pléyade producen en CMA-1, y ya abastecen el 16% de la demanda de gas natural de Argentina.

En la AOG Patagonia 2022, el Ministerio de Economía y las empresas detrás del proyecto firmaron un acta en la que el consorcio se había comprometido a ejecutar esta inversión. Posterior a la publicación de la Resolución 625/2022, que incorporó “nuevos proyectos hidrocarburíferos” a los beneficios que otorga el régimen de promoción industrial de Tierra del Fuego, las compañías decidieron avanzar en Fénix.

En función de esto, indicaron que el primer gas que extraerán de este yacimiento estará para principios de 2025 y que se prevé que alcance una producción máxima de alrededor de 10 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d), es decir, 70.000 barriles de petróleo equivalente por día.

Durante la primera fase de desarrollo, se perforarán tres pozos desde una plataforma de cabeza de pozo no tripulada instalada a 60 kilómetros de la costa en 70 metros de profundidad. El gas producido será transportado a través de un nuevo gasoducto de 35 kilómetros hasta la plataforma Véga Pleyade, operada por TotalEnergies, y procesado en tierra, en las instalaciones de Río Cullen y Cañadón Alfa, también operadas por el mismo consorcio.

El proyecto es clave en un contexto de creciente demanda para compensar las importaciones. De acuerdo a los datos del Instituto de Estadística y Censos (Indec), el gasoil encabeza la lista de productos que más se importaron en materia energética: en él, se gastaron US$ 2.669 millones en el primer semestre, en un escenario crítico por los faltantes en los primeros meses del año. En segundo lugar, aparece el gas natural (licuado y en estado gaseoso), con compras en el exterior por US$ 2155 millones. Le siguen la gasolina (US$ 492 millones) y el fuel oil (US$ 421 millones).

A través de un comunicado que emitió la casa central de TotalEnergies Exploration & Production, David Mendelson, Senior Vice President para América, declaró que “este lanzamiento demuestra la capacidad de TotalEnergies para desarrollar su cartera de activos hidrocarburíferos con proyectos que tienen bajos costos técnicos y emisiones, que a su vez pueden ponerse rápidamente en funcionamiento capitalizando sinergias con instalaciones existentes”.

"Con su puesta en marcha en menos de dos años y medio a partir de la decisión final de inversión (FID, por sus siglas en inglés) contribuirá a mantener nuestra producción en Tierra del Fuego y así garantizar el suministro al mercado de gas de la Argentina. Con una intensidad de carbono de 9 kg CO2/bep, el proyecto se beneficiará de las tecnologías de la compañía en reducir la intensidad de carbono, tales como la instalación de parques eólicos y sistemas de recuperación de calor", aseguró el ejecutivo.

Por su parte, Thilo Wieland, miembro de la junta de Wintershall Dea responsable para América Latina, sostuvo, en la comunicación de la matriz, que "este es un paso importante para la Argentina, Wintershall Dea y todos los socios involucrados". "Fénix es un gran proyecto de gas natural, que contribuirá con volúmenes significativos de gas durante más de 15 años al suministro de energía a largo plazo del país. Esta decisión es una prueba de nuestro compromiso con la Argentina y fortalecerá su papel como país central en nuestra cartera global", precisó.

En tanto, Manfred Böckmann, director general de Wintershall Dea Argentina, consideró que "representa un pilar material para la creciente producción nacional de gas y ayudará a Argentina a satisfacer la creciente demanda y compensar las importaciones". "Además, con las importantes inversiones y el efecto dominó en la cadena de suministro, Fénix es particularmente eficiente y también creará valor para Tierra del Fuego, ya que estará vinculado a la infraestructura existente en alta mar y en tierra, lo que también minimizará los impactos ambientales", explicó.

Lea también